DIALOGO DE MELOS TUCIDIDES PDF

Kajisho Dover in HCT on 7. Even before this they were not swift to go to war unless forced to it. But they cannot meet the Peloponnesians in a pitched land battle and hope to win. Part of the Peloponnesian War.

Author:JoJorisar Nirr
Country:New Zealand
Language:English (Spanish)
Genre:Life
Published (Last):6 April 2007
Pages:292
PDF File Size:2.45 Mb
ePub File Size:18.15 Mb
ISBN:711-9-37033-597-9
Downloads:86265
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yozshukazahn



En primer lugar digan si les agrada lo propuesto". Pero si han venido a esto, entonces hablaremos. Atenienses: Nosotros por nuestra parte no propondremos extensos argumentos llenos de hermosas palabras que no convencen a nadie. No diremos que es justo que dominemos porque vencimos al Persa o que hemos venido a vengar una injusticia padecida. Pero les pedimos que tampoco crean ustedes que nos van a persuadir alegando que pese a ser colonos de los lacedemonios no se unieron a sus fuerzas o que no nos han hecho nada injusto.

Dejen que nosotros corramos ese riesgo. Queremos dominarlos a ustedes sin sacrificios y que ustedes se salven para provecho de ambos. El odio, en cambio, lo es de poder. Pensamos, en efecto, de lo divino por creencia y de lo humano por evidencia que siempre y bajo la fuerza de una necesidad natural dominan sobre quienquiera superen en poder.

Nosotros no hemos establecido esta costumbre, ni una vez establecida somos los primeros en utilizarla. Por cierto que esta manera de pensar no es compatible con la irracional esperanza que ustedes tienen actualmente de salvarse. Melios: Precisamente por eso confiamos sobre todo en que, por su propia conveniencia, los lacedemonios no tienen intenciones de traicionar a sus colonos de Melos.

Atenienses: Ustedes no se dan cuenta de que lo que a uno le conviene implica seguridad y que en cambio lo justo y noble implica riesgo, algo que los lacedemonios casi nunca osan correr. De modo que no es probable que crucen a una isla siendo nosotros los que dominamos el mar. Los atenienses se retiraron de las conversaciones. Confiando en el azar divino que la ha preservado hasta ahora y en la ayuda de los hombres, es decir, de los lacedemonios, trataremos de salvarla.

Los representantes de los atenienses regresaron a donde estaban sus tropas. Luego se retiraron y dejaron de actuar.

LUBOS ANDRST PDF

tucidides El diálogo de Melos

.

LIBRO DE ETIMOLOGIAS GRECOLATINAS PDF

Diálogo de los melios

.

Related Articles